Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar

EL CLIENTE: ¿ESE GRAN DESCONOCIDO?

El cliente: ¿ese gran desconocido?

Rentabiliza tu Taller

¿Conoces a tu cliente? ¿Sabes lo que está buscando? ¿Tienes claro cuáles son sus preferencias? ¿Qué es lo que le hará decantarse por tu Taller y no por uno de la competencia? Las respuestas a estas preguntas pueden darte la clave del éxito de tu negocio.

Partimos de una verdad universal: tus clientes son lo más importante (piensa en cuántas veces has oído eso de que “el cliente siempre tiene la razón”). El consumidor es cada vez más exigente, es caprichoso, quiere que se le mime y decidir por qué servicios paga. Mas también es agradecido y justo, y sabe apreciar un valor diferenciador. ¿Pero cuál?

Lo difícil no está solo en encontrar clientes (¿a cuántas personas conocemos que tienen coche?). Lo verdaderamente complicado es conseguir que se quede contigo, que cada vez que tenga que hacer una reparación o mantenimiento no dude ni un segundo de que tú eres su mecánico de confianza.

Desde hace tiempo la guerra ya no está solo en los precios. La lista de establecimientos de reparación es interminable, la competencia es máxima. Cuando el servicio (o el precio) no marcan la diferencia, ¿qué lo hace? La clave está, y lo estamos viendo a diario, en ofrecer un trato ejemplar.

Al igual que diseñas tu plan de negocio, tus previsiones, necesidades de material o de mano de obra, tómate un tiempo para ponerte en los zapatos de tus clientes y pensar como ellos. Focaliza tu atención en detectar qué puntos puedes mejorar e invierte creatividad e ingenio en encontrar solución. Cuanto más ingeniosa sea, más calará y mejor reputación conseguirás. Haz que sientan que tienes en cuenta sus necesidades, y que haces todo lo posible por satisfacerlas.

Si no sabes por dónde empezar, una buena opción puede ser crear un “buzón de sugerencias”. No tiene por qué ser físico: cada vez que termines un servicio pregunta a tus clientes qué les ha gustado, qué no y qué podrías mejorar.

Ellos tienen la clave: búscala, ponla en práctica y conviértete en tu Taller en el favorito de tus clientes.

 

COMENTAR ESTE ARTÍCULO (0)

Debes para comentar. Si no tienes cuenta, regístrate

He olvidado mi contraseña