Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar

CÓMO GANARTE LA CONFIANZA DE TUS CLIENTES

Cómo ganarte la confianza de tus clientes

Rentabiliza tu Taller

El taller no es un lugar con el que los usuarios estén habituados. Generalmente, los conductores desconocen gran parte de los aspectos mecánicos de su vehículo. Por eso, una visita al taller para revisar su vehículo les resulta poco familiar y, a menudo, incómoda por su desconocimiento. Y qué decir, cuando se trata de averías imprevistas, que generan muchas veces un mayor coste económico de la reparación, depositar el vehículo durante varios días y, en definitiva, mayor preocupación en el usuario. ¿Por qué no nos ponemos en la piel del cliente y actuamos no solo como mecánicos sino también como pedagogos?  

“Hay que cambiar la batería”. “Ha fallado el motor”. “El aire acondicionado está obstruido”. Esto, a oídos de un cliente que no entiende de mecánica, no es una respuesta que genere confianza. En cambio, si dijéramos: “hay que cambiar la bateria. No te preocupes, es normal y sucede porque su vida útil normalmente oscila entre los 4 y 5 años. Además, depende del uso que le demos al vehículo (al contrario de lo que se piensa, se desgasta bastante más cuando se tiene el vehículo mucho tiempo parado que cuando se hacen muchos kilómetros) y la calidad de la batería o el clima, son factores que también influyen. Vamos a sustituirla por una batería de primera marca, ya que tienen más durabilidad y te den una garantía de mínimo dos años, porque te ofrece mayor seguridad. Recuerda que la próxima vez que te suceda algo similar puede deberse a estos factores que te he explicado”. 

Una explicación de este tipo, además de didáctica, aporta “calor”, confianza, cercanía y credibilidad a la relación con el cliente. Asimismo, compañías como HELLA ofrecen numeroso material de apoyo (folletos, manuales, páginas web, o cartelería) dirigido, precisamente, a solventar las dudas que pueden surgir a la hora de explicar al cliente en qué consiste una reparación. Asimismo, contribuye a que borre de su mente la típica duda de “a ver qué me van a colocar aprovechando que yo no me entero”. 

Ofreciendo una correcta atención al cliente impulsamos también una conducción más responsable y segura. Además, ampliamos las posibilidades de que ese cliente cumpla con sus visitas periódicas al taller y, lo que es mejor, que lo haga en el tuyo. Conviértete en su Taller de confianza.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTAR ESTE ARTÍCULO (0)

Debes para comentar. Si no tienes cuenta, regístrate

He olvidado mi contraseña