Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar

¿POR QUÉ LAS LUCES DE LOS SEMÁFOROS SON ROJA, VERDE Y AMARILLA?

¿Por qué las luces de los semáforos son roja, verde y amarilla?

¿Sabías que...?

Al parecer, el origen está en la señalización ferroviaria que, a su vez, se basó en la marítima. Los barcos utilizaban un sistema de color para indicar la preferencia de paso, llevando una señal roja a babor y una verde a estribor. Así, cuando dos barcos se aproximaban, el que veía la luz roja sabía que debía ceder el paso, mientras que el que veía la verde sabía que podía pasar.


Este sistema fue copiado por el mundo del ferrocarril hasta que, en 1914, se instauró también en el primer semáforo de la historia en la ciudad de Cleveland (EEUU). Se trataba de un dispositivo con solo dos luces: roja y verde. Sería en 1920 cuando, en Detroit, se introduciría también el color amarillo o ámbar, que indicaba precaución.

Y si buscamos una explicación psicológica…
En la propia naturaleza, el rojo está asociado a la sangre, al peligro. ¡Ojo! será mejor que pares.
El verde se liga a la salud, a la vegetación, la tranquilidad. ¡Adelante, pasa sin problemas!
El amarillo se relaciona con el sol, un elemento que se consideró que podía calmar a los conductores. Pasa, pero con cuidado.

Además, todos ellos son fácilmente visibles para el ojo humano. Por eso han triunfado y ahora son utilizados en sistemas de señalización de todo el mundo.

COMENTAR ESTE ARTÍCULO (0)

Debes para comentar. Si no tienes cuenta, regístrate

He olvidado mi contraseña