Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar

MÁQUINAS ELÉCTRICAS, RECAMBIOS CON Y SIN CASCO

Máquinas eléctricas, recambios con y sin casco

Carrocería

Como sabes, el sistema eléctrico del vehículo es el que se encarga de repartir alimentación al coche para, entre otras cosas, iniciar la marcha. Dentro del sistema eléctrico, el motor de arranque y el alternador son piezas fundamentales y de desgaste.

A la hora de trabajar con máquinas eléctricas en tu Taller, el mercado de reposición te ofrece dos posibilidades en función de los componentes: puedes trabajar con recambios -originales o reconstruidos- con carcasa o decantarte por repuestos sin casco.

¿Cuál es la diferencia entre unos y otros?

Si utilizas recambios con carcasa, por cada motor de arranque o alternador que repongas generarás un inmovilizado que tendrás que stockar para después devolver a tu Distribuidor. Por tanto, Distribuidor y Taller trabajan juntos en todo el proceso de recuperación de recambios usados.

Normalmente hay plazos de devolución que el Taller tiene que cumplir para hacer entrega de estos componentes. En este momento recuperarás la inversión inicial necesaria para hacerte con los repuestos. Posteriormente, el Distribuidor se los suministrará al proveedor, quien deberá procesar y reciclar las materias primas, buscando siempre el máximo respeto por el medio ambiente.

Si te decides a trabajar con máquinas sin casco, la gestión de los repuestos es más sencilla. En primer lugar, evitas generar un inmovilizado en tu negocio que tendrás que retornar a tu Distribuidor. Cada máquina sin carcasa solo requiere la gestión del montaje o reparación, lo que supone facilidades en la gestión logística.

La calidad, siempre por delante

Con o sin casco, en componentes de desgaste como los motores de arranque y los alternadores es imprescindible contar con piezas de calidad. De lo contrario, pueden producirse fallos generalizados en el sistema eléctrico que conllevarán problemas tanto para el propietario del vehículo como para el Taller.

Para el primero, además de afectar a su seguridad y a la disponibilidad de su automóvil, puede producir un importante desembolso por posibles complicaciones derivadas de una avería en su motor de arranque o el alternador; para el Taller, por tener que cubrir la reparación de piezas en garantía y por la merma de su imagen al utilizar recambios de baja calidad.

Por eso, ya elijas piezas con casco o sin él, asegúrate de que los repuestos provienen de un proveedor de confianza y exige siempre calidad.

GALERÍA DE IMÁGENES

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTAR ESTE ARTÍCULO (0)

Debes para comentar. Si no tienes cuenta, regístrate

He olvidado mi contraseña