Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar

6 CLAVES PARA DIFERENCIARTE DE TU COMPETENCIA

6 claves para diferenciarte de tu competencia

Rentabiliza tu Taller

Guerras de precios, un consumidor más informado y cada vez más exigente,  Internet… ¿Cómo consigo diferenciarme de la competencia? Te mostramos cómo manejar tu negocio y destacar sobre otros talleres.

  1. Identifica a tus competidores. Asegúrate de saber bien quién es tu competencia e intenta conocerla. No todo el que ofrece servicios similares a los tuyos es tu competidor (por zona de influencia, proveedores, trato al cliente…). En definitiva, descubre qué hacen, cómo lo hacen y cuáles son sus fortalezas y debilidades. 
  2. Conquista nuevos mercados. Si ya tienes una base de datos de clientes establecida con la cual trabajas bien, no te conformes. Desarrolla un plan para explorar y conquistar nuevos mercados. Premia a tus clientes fieles por recomendarte y verás como tu reputación se extiende hacia otros lugares.
  3. Solucionador de problemas. A veces, lo que busca el cliente es una solución a sus problemas. Si eres capaz de resolver las dificultades que surgen a tus clientes con tus servicios, te buscarán.
  4. Dirige tus esfuerzos a mejorar tu servicio. No todas las batallas se ganan con precios. La mayoría de las veces el valor diferencial se encuentra en el servicio. Reparaciones a tiempo, presupuestos realistas, rapidez en la resolución de problemas, garantía de las piezas… Ofrecer un servicio de calidad es la mejor fortaleza.
  5. Conoce a tus clientes. Para vender más y mejor es necesario conocer al cliente. Realiza encuestas ocasionales y descubrirás factores interesantes que te ayudarán a diferenciar tu taller de la competencia.
  6. No caigas en dañinas guerras de precios. Hay veces en que la opción más fácil es entrar en el juego de bajar los precios. Sin embargo, esta práctica puede resultar muy peligrosa para una competencia sana (además de no resultar nada creativo). Una buena estrategia de promoción y publicidad, un servicio excepcional… suelen resultar más rentables que la bajada de precios. Además, una vez que se elige esta opción es muy difícil volver a subirlos (y siempre puede haber un competidor que los baje más que tú).

En definitiva, hay alternativas mucho más eficaces, ¡encuentra la tuya!

COMENTAR ESTE ARTÍCULO (0)

Debes para comentar. Si no tienes cuenta, regístrate

He olvidado mi contraseña